Se sabe que el ácido docosahexaenoico (DHA), un ácido graso poliinsaturado Omega3, desempeña funciones multifuncionales en la salud y las enfermedades del cerebro. En estudios con modelos animales y humanos, hay evidencia de que la ingesta inadecuada de Omega3 maternos, puede conducir a un desarrollo y función aberrantes del sistema nervioso central (SNC). La evidencia principalmente de estudios no humanos sugiere que la ingesta de DHA por encima de los requisitos nutricionales normales podría modificar el riesgo/curso de una serie de enfermedades del cerebro. Este concepto ha alimentado gran parte del interés actual en la investigación de DHA, en particular, en los intentos de delinear mecanismos mediante los cuales DHA puede servir como un nutracéutico y conferir efectos neuroprotectores. Los estudios actuales han revelado la capacidad de las oxilipinas para la regulación de la homeostasis redox celular a través de vías de señalización de impacto asociadas con neurotransmisores, y modulación de funciones neuronales que implican factor neurotrópico derivado del cerebro (BDNF)

Grace Y. Sun, Agnes Simonyi, Kevin L. Fritsche, Dennis Y. Chuang, Mark Hannink, Zezong Gu, C. Michael Greenlief, Jeffrey K. Yao, James C. Lee y David Q. Beversdorf. Docosahexaenoic acid (DHA): An essential nutrient and a nutraceutical for brain health and diseases . Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids, 2018-09-01, Volumen 136, Páginas 3-13